domingo, 19 de junio de 2016

COSTILLAS AGRIDULCES

Os voy a poner una receta de costillas, que es algo que fuera de casa es típico comer, cuando uno sale con los hijos, verdad es que es fácil y quedan muy ricas.
Cuando las hago suelo hacer cantidad, guardo las costillas por un lado y la salsa por otro y pueden pasar días perfectamente en el frigorífico o congeladas, es un buen recurso tenerlas hechas, para el típico día que no queremos cocinar, las sacamos directamente sin descongelar y sin precalentar el horno tradicional, horno de cristal, o microondas y en unos minutos tendremos comida para casa o para el trabajo.

INGREDIENTES
  • 2 costillares de cerdo ibérico o blanco (lo podemos comprar adobado, pero en esta ocasión lo adobe yo misma, sale mas suave.
  • Sal gorda al gusto
  • 5 g de pimienta negra molida
  • 7 g de ajo molido 
  • 5 g de hierbas provenzales molidas
  • 80 g de vinagre de manzana
  • 100 g de miel 
  • 60 g de soja
  • 3 ramas de romero fresco, recién cortado 
  • 15 g aprox de pimentón dulce 
  • 1 o 2 cayena (opcional, si gustan picantes)
PREPARACIÓN
  1. Ponemos los costilla cortadas en la cubeta de la olla programable o cualquier otra olla que queramos.
  2. Añadimos todo el adobo menos la cayena (opcional)
  3. Le damos vueltas con golpes giratorios, así no nos manchamos nada y se impregnan bien, dejamos 2 horas macerando tapadas a temperatura ambiente, si lo deseamos las podemos adobar la noche anterior, taparlas y tenerlas toda la noche en el frigorífico.
  4. Tapamos olla y ponemos en marcha, en posición de carne, cada uno conoce su olla, el tiempo oscila entre los 30 o 45 minutos, dependiendo del tipo de olla, si abrimos y la carne no se separa del hueso, añadimos tiempo, les faltaría un poco de coción, separarse del hueso sin llegar a deshacerse, es lo que nos indicara que están tiernas y en su punto, solo queda gratinar y se glasearan.
  5. Precalentamos el horno solo con grill y las ponemos en la bandeja del horno, poniéndolas a media altura, para que el proceso sea mas lento y por igual, les damos vuelta y vuelta, sin perderlas de vista para que no se quemen, algunos hornos son muy rápidos y no las queremos arruinar.
  6. Colamos y desengrasamos la salsa, algunas costillas sueltan mas grasa que otras, depende mucho del tipo costillares, la salsa queda mejor sin grasa, pero eso cada uno a su gusto, dejamos reducir la mitad de la salsa en la olla con la cayena y la otra mitad con las costillas en el horno, es la manera de tener 2 salsas una picante y otra no, si tenemos niños no suelen querer picante.
  7. Servimos con una ensalada variada, puré de patatas, patatas etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Consultadme y os resolvere vuestras dudas